Probetas a toda prueba

Las probetas Charpy-V de LNE están fabricadas por lote y caracterizadas mediante un procedimiento de muestreo.

La fabricación de las probetas se realiza por fresado y rectificado. La muesca se realiza mediante electroerosión o Mecanizado por Descarga Eléctrica (EDM)

La valor certificada de las probetas Charpy-V LNE es una energía que se adjunta a una otra valor fundamental : la dispersión del lote materializada mediante el cálculo de la desviación estándar. La norma ISO 148 parte 3 especifica que esta desviación estándar debe ser 5% inferior con la valor de la energía (valor obtenida rompiendo por lo menos 25 probetas)
Gracias a su labor de investigación e innovación , LNE está capaz de proporcionar lotes industriales de probetas con homogeneidad optimizada y una desviación estándar inferior a 3%. Ello se consigue a través de un estudio exhaustivo del proceso de fabricación de estas pruebas.
Las probetas Charpy-V LNE abarca una amplia comprendido entre 25 y 220 julios con 5 niveles de energía

Los diferentes niveles de energía se obtienen mediante la aplicación de tratamientos térmicos
• Baja energía : 25 Julios hasta 30 Julios
• Energía media :70 Julios hasta 80 Julios
• Alta energía : 115 Julios hasta 125 Julios
• Alta energía : 150 Julios hasta 170 Julios
• Súper alta energía : 200 Julios hasta 220 Julios